Con la facilidad de incorporarse diversos procesos a una misma pieza, GRANEI demuestra la versatilidad y prontitud.

Con inversiones en máquinas, dispositivos y modernos centros de mecanizados, se tiene la garantía de atendimiento pleno de las más rigurosas especificaciones de productos.

 
Los acabados superficiales quedan a criterio de los clientes, pudiendo ser, por ejemplo, galvanizados, bicromatizados, fosfatizados o mismo pintado con e-coat, que garantiza una excelente protección. Pueden aún llevar un revestimiento en vinilo en determinadas regiones de las piezas. Todas las piezas poseen certificado de calidad del acabado superficial como por ejemplo en Salt Spray.